Del producto al servicio, el modelo Premium y Freemium

A raíz de la eclosión de internet como canal para el comercio, estamos viendo cada vez más empresas que se lanzan hacia nuevos modelos de negocio innovadores y hacia la desintermediación.

En este artículo quiero centrarme en el modelo de negocio de suscripción a través de la red, el paso de la venta minorista a la venta de servicio, destacando algunos ejemplos que me han llamado la atención.

 

Modelo de Negocio de Suscripción: Premium o Freemium

En este modelo de negocio los usuarios pagan un fee recurrente para suscribirse a este servicio. Las cuotas de suscripción son cobradas sin tomar en cuenta las tasas de uso.

El éxito de un modelo de suscripción radica en la escalabilidad del mismo. Los ingresos se pueden volver exponenciales mientras los costes crecen marginalmente.

Es muy común ver un modelo de negocio de suscripción que alterna contenido gratis con el contenido de pago Premium, es lo que se suele denominar Freemium.

En el Freemium es muy importante que el usuario note una gran diferencia entre el servicio gratuito y el de pago, y contar con una base de usuarios del mayor tamaño posible, para maximizar la cantidad de usuarios a la que la propuesta de valor del servicio Premium les hace sentido.

Los modelos de suscripción y publicidad son combinados frecuentemente, sobretodo para el uso de contenidos gratuitos.

 

Ejemplos de suscripción Premium/Freemium

Los ejemplos más habituales del modelo Premium/Freemium son los relacionados con derechos de autor para contenidos editoriales, audiovisuales, o musicales. Aunque existen multitud de diferentes modelos de suscripción.

Por todos son conocidos ejemplos como Orbyt, Netflix, Spotify, etc.

Spotify es un ejemplo claro de modelo de suscripción Freemium a partir de una fase inicial de captación teóricamente sustentada (unque seguramente no) por los ingresos de Ads.

A continuación algunos ejemplos que me han llamado la atención:

Youzee: El llamado a ser el Netflix Español. Lleva desde 2010 trabajando para ofrecer el servicio, y tras diferentes rondas de financiación y un camino que seguramente no habrá sido de rosas aunque contaran con el apoyo de Yelmo Icaria, el pasado 20 de Abril abrió sus puertas al público. Utiliza un modelo Freemium. Cuenta con la versión gratuita con 10 horas de visionado sólo en web, 30 días gratuitos para todos los dispositivos introduciendo datos de pago, o bien la versión Premium de 6,99 euros al mes.

Amazon: En su version USA, para los propietarios de un Kindle y suscriptores Prime, Amazon ofrece el servicio de Kindle Owners’ Lending Library. Un servicio donde pedir podrás pedir prestados libros para tu Kindle, entre los que se encuentran 100 actuales New York Times Bestsellers. Artículo del WSJ. Sólo está disponible a través de Kindle, por el interés que tiene en darle un valor añadido. Y el Amazon Prime es un fee anual de 79 dolares. Pero podría abrir las puertas a imitadores.

Bookfee: Una interesante iniciativa de librería virtual donde pagando una suscripción mensual o anual te prestarán el libro físico, y podrás devolverlo directamente en correos. En su versión gratuita solo permite ver el catálogo y modificar el perfil. Permite realizar pedidos de libros a través de su cuota mensual de 15 euros, o la anual de 120 euros, que además incorpora descuentos adicionales. Veremos como evoluciona el proyecto, aunque sin ofrecer la posibilidad de uso en la versión gratuita, la captación se verá reducida a la mínima expresión.

Microsoft: Os preguntareis ¿Qué pinta Microsoft aquí? Pues tiene la intención de lanzar una XBOX 360 con Kinect y acceso Live Gold (además de algun contenido extra) a un precio de 99 dolares a cambio de una suscripcion de 2 años a razon de 15 dolares al mes. Es un rumor, pero según Cinco Días sabremos algo más la semana que viene.

 

No puedo hablar de los modelos de suscripción sin acabar mencionando el tema de la piratería. En su momento ya hice referencia a un artículo de GigaOM donde se mencionaba el problema de adaptación que sufren las compañías propietarias de contenidos a la hora de afrontar la nueva realidad y reglas del juego. ¿Son los servicios de suscripción el camino para controlar la piratería?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *