¿Somos una sociedad conformista?

Hace unos días me enviaban el siguiente extracto del libro “Un invierno en Mallorca” de George Sand, publicado en 1842:

“…pues hoy como entonces, y en Mallorca igual que en cualquier otro lugar de España, el abuso es todavía el primero de todos los poderes. No obstante, el viajero no oye jamas un lamento, porque al aceptar un régimen injusto, el débil se calla por temor y, cuando el mal está ya hecho, sigue callando por hábito”.
* La palabra abuso en el original está en castellano

Aunque estas palabras tienen ya 170 años, no parecen estar fuera de lugar en el contexto actual.

Uno puede pensar que en un país donde se ha impulsado con tanta fuerza el movimiento internacional del 15M (con perdón de de la primavera árabe y su plaza de Tahrir), eso no es posible, y que las cosa han cambiado mucho desde la época en que George Sand visitaba tierras españolas.

Sin embargo, aunque el movimiento del 15M despertó un sentimiento crítico en buena parte de la población, ¿Ha cambiado algo en la sociedad española?

Se sigue votando a la misma gente, como bien demostraron los comicios electorales posteriores al 15M. Esa misma gente que aunque bajo diferentes apellidos, ha formado parte de los criticados gobiernos salientes, y que tienen esa capacidad nula de autocrítica y de regeneración en sus partidos, además de una gran capacidad para aprovechar cualquier situación (sea o no de gravedad) con carácter electoralista.

Y que decir de temas de tan rabiosa actualidad como el caso Bankia… La banca en general se ha visto involucrada desde el inicio de crisis económica, con el boom inmobiliario, pasando por el juego especulativo de bonos basura, y llegando a sus posteriores rescates. Y por supuesto, no se han depurado responsabilidades… Ni se planteará.

Esta demostrado que en este país, con dinero e influencias, nunca te pasará nada.

Todo este rollo que ha comenzado inspirado por el texto de Sand me lleva a la siguiente cuestión: ¿Somos realmente una sociedad tan conformista?

Por citar alguna de las fuentes que podéis encontrar en internet sobre conformismo:

El conformismo social es un comportamiento colectivo inhibidor de la conciencia, y limitador de la voluntad, que termina en un estado de autocomplacencia.
El conformismo social crea una sociedad cobarde, de satisfechos, de sumisos, para no poner en peligro su status quo.

¿Que opináis vosotros? ¿ Creéis que las cosas han cambiado mucho desde los tiempos de George Sand?

Del producto al servicio, el modelo Premium y Freemium

A raíz de la eclosión de internet como canal para el comercio, estamos viendo cada vez más empresas que se lanzan hacia nuevos modelos de negocio innovadores y hacia la desintermediación.

En este artículo quiero centrarme en el modelo de negocio de suscripción a través de la red, el paso de la venta minorista a la venta de servicio, destacando algunos ejemplos que me han llamado la atención.

 

Modelo de Negocio de Suscripción: Premium o Freemium

En este modelo de negocio los usuarios pagan un fee recurrente para suscribirse a este servicio. Las cuotas de suscripción son cobradas sin tomar en cuenta las tasas de uso.

El éxito de un modelo de suscripción radica en la escalabilidad del mismo. Los ingresos se pueden volver exponenciales mientras los costes crecen marginalmente.

Es muy común ver un modelo de negocio de suscripción que alterna contenido gratis con el contenido de pago Premium, es lo que se suele denominar Freemium.

En el Freemium es muy importante que el usuario note una gran diferencia entre el servicio gratuito y el de pago, y contar con una base de usuarios del mayor tamaño posible, para maximizar la cantidad de usuarios a la que la propuesta de valor del servicio Premium les hace sentido.

Los modelos de suscripción y publicidad son combinados frecuentemente, sobretodo para el uso de contenidos gratuitos.

 

Ejemplos de suscripción Premium/Freemium

Los ejemplos más habituales del modelo Premium/Freemium son los relacionados con derechos de autor para contenidos editoriales, audiovisuales, o musicales. Aunque existen multitud de diferentes modelos de suscripción.

Por todos son conocidos ejemplos como Orbyt, Netflix, Spotify, etc.

Spotify es un ejemplo claro de modelo de suscripción Freemium a partir de una fase inicial de captación teóricamente sustentada (unque seguramente no) por los ingresos de Ads.

A continuación algunos ejemplos que me han llamado la atención:

Youzee: El llamado a ser el Netflix Español. Lleva desde 2010 trabajando para ofrecer el servicio, y tras diferentes rondas de financiación y un camino que seguramente no habrá sido de rosas aunque contaran con el apoyo de Yelmo Icaria, el pasado 20 de Abril abrió sus puertas al público. Utiliza un modelo Freemium. Cuenta con la versión gratuita con 10 horas de visionado sólo en web, 30 días gratuitos para todos los dispositivos introduciendo datos de pago, o bien la versión Premium de 6,99 euros al mes.

Amazon: En su version USA, para los propietarios de un Kindle y suscriptores Prime, Amazon ofrece el servicio de Kindle Owners’ Lending Library. Un servicio donde pedir podrás pedir prestados libros para tu Kindle, entre los que se encuentran 100 actuales New York Times Bestsellers. Artículo del WSJ. Sólo está disponible a través de Kindle, por el interés que tiene en darle un valor añadido. Y el Amazon Prime es un fee anual de 79 dolares. Pero podría abrir las puertas a imitadores.

Bookfee: Una interesante iniciativa de librería virtual donde pagando una suscripción mensual o anual te prestarán el libro físico, y podrás devolverlo directamente en correos. En su versión gratuita solo permite ver el catálogo y modificar el perfil. Permite realizar pedidos de libros a través de su cuota mensual de 15 euros, o la anual de 120 euros, que además incorpora descuentos adicionales. Veremos como evoluciona el proyecto, aunque sin ofrecer la posibilidad de uso en la versión gratuita, la captación se verá reducida a la mínima expresión.

Microsoft: Os preguntareis ¿Qué pinta Microsoft aquí? Pues tiene la intención de lanzar una XBOX 360 con Kinect y acceso Live Gold (además de algun contenido extra) a un precio de 99 dolares a cambio de una suscripcion de 2 años a razon de 15 dolares al mes. Es un rumor, pero según Cinco Días sabremos algo más la semana que viene.

 

No puedo hablar de los modelos de suscripción sin acabar mencionando el tema de la piratería. En su momento ya hice referencia a un artículo de GigaOM donde se mencionaba el problema de adaptación que sufren las compañías propietarias de contenidos a la hora de afrontar la nueva realidad y reglas del juego. ¿Son los servicios de suscripción el camino para controlar la piratería?

Premios Ideateca y Startups, ¿Cuándo dejan de serlo?

El viernes 27 de Abril, tuvo lugar la HTML5 DevUp (Developers Conference) en Barcelona organizada por Ideateca, y que tenía como colofón final la entrega de Premios Ideateca a la mejor startup, aplicación móvil, y proyecto HTML5.

Lo primero, es de agradecer la organización por parte de Ideateca del evento. Éstas conferencias tienen un enorme valor para especializar y mejorar el conocimiento de estas tecnologías que están en constante evolución. Además, gozan de una gran acogida, como demuestran también la PHP Conference, la DevCon Barcelona, entre otras.

Esta semana, revisando los ganadores, me quedé sorprendido por la elección de Groupalia como mejor startup, por encima de Kukers, por citar a la más votada por el público.

Groupalia es una compañía que tiene algo más de 2 años, ha superado rondas de financiación con Nauta Capital y General Atlantic, y que el pasado ejercicio cerró con una facturación de 120 millones de euros. Hasta hace poco era la segunda en couponing en América Latina, y después de vender a Pez Urbano toda Latinoamérica, se ha quedado sólo con España e Italia (donde es líder) como mercados donde operar.

Dicho esto, mi pregunta es la siguiente: ¿Cuándo deja de ser startup un negocio?

Citando algunos puntos que Marek Fodor (de SeedRocket) publicó en su blog al respecto:

  • La empresa ha alcanzado el break-even point (umbral de rentabilidad).
  • La mayoría de personas en la empresa no trabaja más de 8,5 horas diarias.
  • La fuente principal de inspiración ya son las ideas lanzadas por la competencia.
  • La empresa tiene más de 2 años de vida.
  • Los fundadores pueden no estar en la oficina durante varios días y la empresa sigue funcionando igual (o mejor :-) ) que con ellos presente.

Fuente: http://es.marekfodor.com/2008/06/donde-termina-la-fase-startup.html

Entonces, ¿Se debería considerar a Groupalia todavía como una startup?

Entendería que después del varapalo de la venta de América Latina, sientan la necesidad de impulsar de nuevo la marca. Y también se puede razonar que es un premio como startup por su labor el año pasado. Pero ¿No deberían los Premios Ideateca impulsar nuevas startups que todavía buscan consolidarse?

Que conste que no tengo nada en contra de Groupalia, sino todo lo contrario. Desde Privalia pude verla nacer como Outbees, crecer, expandirse, e incluso colaboré en algún momento puntual (yo también dije no a Magento, jeje). Le tengo un cierto aprecio, y de hecho me entristeció la venta Latinoamericana.

¡Opiniones! ¿Que consideráis? ¿Es o no es startup? ¿Cuándo se deja de ser startup?

Cambios, cambios, y más cambios, en la web

Los cambios son inevitables. Siempre llega un momento en que tienes la necesidad de cambiar o evolucionar, ya sea por decisión propia, o porque te veas forzado a ello.

Esto proceso simplemente ocurre, ya sea en lo personal como en lo laboral, en los proyectos que llevas a cabo, en tus relaciones, y un largo etcétera. Los proyectos de sitios web no son menos, sufren multitud de cambios en forma de nuevos proyectos o simples evolutivos. Al fin y al cabo, el tiempo pasa igual para todo y todos.

Por lo general, un proyecto web está sujeto a una constante evolución por multitud de factores, como por ejemplo:

  • Evoluciones funcionales.
  • Respuesta a una necesidad de negocio o mercado.
  • Tecnología siempre cambiante.
  • Una competencia activa.
  • Por quedarse sencillamente obsoleta.

Muy bien, está claro que los cambios suelen ser necesarios. Pero ¿qué determina su necesidad real? ¿Se llevan a cabo correctamente? ¿Cuál es el impacto? ¿Cómo evitarlo?

Es imposible responder a todo con un simple post… Me centraré en algunos conceptos que me parece importante comentar, todo basado en experiencia personal que seguro que comparto con la mayoría de vosotros (o no).

 

ROI

Cuando se prepara un proyecto de cierta envergadura, la relevancia del mismo viene determinada por el ROI o retorno de la inversión.

Por situaciones de necesidad puedes llegar a saltarte este filtro, pero por lo general no debería plantearse un proyecto que no vaya a proporcionar un beneficio a la empresa. Para eso se suele dedicar tiempo a evaluar, analizar, y estudiar el mercado. Sino, ¿para que perder el tiempo?

Ojo, el beneficio no tiene que ser obligatoriamente una consecuencia de una proyecto comercial o de marketing de cara al publico. Desarrollar aplicaciones internas también ofrece un beneficio real.

Pensaréis que es imposible llevar a cabo proyectos que no ofrezcan algún beneficio. ¡Nada es imposible! He podido ver e incluso participar de proyectos que no han ofrecido beneficios por ser ideas no meditadas o estudiadas, inservibles por un mal análisis o planteamiento, que no han sido de ninguna utilidad o que no eran necesarios.

 

Time to market

Todos hemos sufrido el TTM, el supervillano Time To Market, y su menos temible amigo Deadline. El TTM suele (o debe) tener una potente razón detrás: Aprovechar el momento oportuno del mercado, avanzarse a la posible competencia, o responder lo antes posible, una época determinada del año, cualquier cambio mandatory por necesidad,…

Con esto no digo que un deadline sea nocivo, todo lo contrario. Es necesario marcar hitos para poder llevar a cabo una planificación y avanzar en los proyectos.

Pero existe una delgada linea por la que un proyecto muy centrado en reducir tiempos, tiende a convertirse en un problema o fracaso en un corto o medio plazo. Porque lo primero que se suele ver afectado al reducir tiempos es la calidad del proyecto, ya sea en forma de falta de escalabilidad, bajo rendimiento, un producto erróneo, limitado, y con poco margen de evolución, o una avalancha de bugs detrás.

No podemos sacrificar un proyecto antes siquiera de ponerlo en marcha, porque es una perdida de tiempo y dinero.

Un par de consideraciones si las fechas aprietan:

Plantéate fasear el proyecto: Por lo general, puedes sacar adelante un proyecto sin todas las funcionalidades. Normalmente esto ocurre en muchos proyectos, pero no es lo mismo planificarlo así de antemano que verte forzado a ello al llegar al deadline. En este segundo caso, la calidad probablemente ya se habrá visto comprometida. En la medida de lo posible, trata de fasear el proyecto, y si terminas antes de lo previsto, puedes plantearte añadir alguna cosa más.

Recuerda paralelizar su sustituto: Si vas a hacer una “ñapa” o algo cutre, o realmente limitado y temporal, debes pensar en iniciar en paralelo el proceso para un nuevo proyecto que deberá sustituirá a éste. El problema es que habitualmente la opción cutre se queda en producción un largo tiempo, con todas sus consecuencias, menos para los verdaderos responsables. Ambos proyectos deben ir de la mano, no debería existir planificación de uno sin la otra.

No olvides la deuda técnica o ella acabará contigo: Sobran las palabras ;)

 

Responder al impacto

Los cambios en la web suelen tener consecuencias, a la larga supuestamente mejores, y en algunos casos peores, pero a priori siempre parten de un impacto sobre el usuario que es negativo para la empresa. Los cambios suelen dificultar de inicio el normal desarrollo de los usuarios habituales.

Para minimizar ese impacto, es importante tener en cuenta ciertas acciones:

Comunicación: Si vas a llevar a cabo un cambio, no dejes lugar a la sorpresa, comunícalo a tiempo. Siempre puedes convertir el cambio en una acción de marketing. Y no puedes comunicar exclusivamente a través de e-mail, notifícale en la web. No todos los visitantes son usuarios registrados.

Pruebas: Antes de llevar un cambio agresivo, pruébalo. Puedes llevar a cabo un test A/B o Multi para determinar el impacto que puede tener, y así evitar males mayores.

Usabilidad (UX): A estas alturas no debería ser necesario hablar de la importancia de cuidar la usabilidad a la hora de diseñar cualquier cambios en la web.

Volver atrás (Rollback): Un cambio puede necesitar de tiempo para funcionar, pero si algo no funciona, asúmelo y vuelve atrás. Tratar de solucionar las cosas sobre la marcha solo puede empeorar la situación. Mejor volver a una entorno estable, determinar las causas del fracaso, y actuar en consecuencia.

 

Todos hemos vivido o planteado proyectos, mejoras, y cambios. Te animo a que compartas tu experiencia! ;)